José María García ha sido uno de los periodistas deportivo más emblemático de España, así como locutor radiofónico. Hizo famosa la frase “¡Ojo al dato!” en sus programas de radio y que hoy traemos a colación para hablar y poner atención en “los detalles” a la hora de presentar una casa, decorarla o sacar unas fotos llamativas. 

Cuando buscamos el significado de detalle, encontramos varias acepciones. Según la Real Academia Española, detalle significa: parte o fragmento de algo, pormenor/ rasgo de cortesía, amabilidad, afecto/ relación, cuenta o lista circunstanciada. Si los unimos todos, podríamos decir que detalle es: aquello pequeño que como un gesto o delicadeza dan cuenta de algo mayor. Y trasladado al mundo de la decoración, detalle es: aquello que da grandeza a lo que acompaña, llamando la atención sobre el todo. Vamos, algo que siendo definido como pormenor tiene mucha importancia. Y a ésta importancia hay que saber sacarle provecho porque con los detalles consigues: 

1.- Dar ambiente, calidez y estilo.

2.- Llamar la atención y poner el foco en aquello que interesa.

3.-Engalanar cualquier cosa o lugar.

4.-Ensalzar delicadamente.


Y ante esta maravilla te estarás preguntando ¿qué detalles son los más exitosos? Si te somos sinceros, pensamos que todos los detalles son buenos, en principio. No hay nada perfecto en ésta vida y eso se aplica también a los detalles. Hay que tener cuidado en no abusar de ellos, que no sean excesivamente llamativos, ojo con la combinación de colores, y saber buscarles su lugar porque hay detalles muy diversos y para todos los gustos.  

Detalle floral

Las flores y las plantas son los detalles por excelencia, un gesto que da estilo natural a cualquier estancia y que siempre quedan bien. Claro, siempre y cuando sepas cuidarlas, aunque en ese caso tienes la opción de flores y plantas artificiales. Piensa también en las plantas grandes y verdes, con ellas cubres mucho espacio además de crear ambiente. Quedan muy bien en entradas, rincones y cerca de las ventanas; en las terrazas son imprescindibles y en los baños grandes, se ven muy elegantes. Un nuevo aire sería ponerlas dentro de un saco o bolsa de tela, tapando el macetero.

Foto:
ByD Home Staging

Las flores son otro detalle muy usado, quizás más efímero que las plantas, aunque también más vistoso y elegante. Recuerda que existen en plástico o en seda, porque lo que no queda ni huele bien son las flores pasadas, y si recurres a ellas, ten presente que sean muy realistas. Quedan muy bien en entradas, mesillas de noche, mesas auxiliares, en baños y en la cocina. Pueden exhibirse en jarrones pequeños o grandes, dependiendo del espacio, o violeteros si quieres dar un toque más elegante. Un nuevo aire sería exhibirlas en recipientes no destinados a ellas, tarros de cristal, latas antiguas o jarras de cerámica.

Detalle textil

Nos encantan los tejidos y más cuando son suaves y esponjosos, evocan a un ambiente de calma y descanso, muy atractivo. Nos referimos a los cojines o almohadones, mantas, sábanas y a otros textiles como manteles, toallas, mandiles, trapos de cocina, cortinas, alfombras etc. Aquí hay un mundo extensísimo donde elegir por lo que nos centraremos en los principales. 


Los cojines y almohadones son los reyes de los detalles decorativos, los accesorios imprescindibles en decoración. No cabe duda de que son fundamentales en un sofá e incluso en algunas sillas o sillones, y los almohadones son los protagonistas de la cama. La elección de tejido y color son importantes para dar estilo al sofá, crear armonía y ambiente elegante. Se lleva mucho ahora, los tejidos étnicos y telas antiguas, aunque los colores lisos y combinados armónicamente, dan muy buen resultado. En los dormitorios los almohadones junto con cojines hacen un buen equipo para vestir sobre todo las camas de matrimonio. Y hablando de equipos, las mantas y las colchas son las parejas por excelencia de cojines y almohadones. Un aire nuevo para la decoración de sofás es incluir elementos asociados a su uso, por ejemplo, un libro, unas gafas, revistas, una tablet, una taza… con ello damos una sensación de hogar muy real. Para la decoración de las camas, la idea es combinar los juegos de sábanas con mantas de colores distintos o plaidque no cubre nada más que la superficie de arriba de la cama. Y el aire nuevo puede ser accesorios de ropa como zapatillas, batas, pañuelos, sombreros…o los que hemos indicado anteriormente para el salón.


CUBIQZ muebles de cartón para Home Staging Spain
Foto:
Become a Home

Otro de los textiles muy usados son las toallas y manteles. ¿Quién quiere un baño sin toallas? Nadie, un baño sin su completo imprescindible es como un maniquí sin ropa. Toma nota y viste el baño con toallas, dan sensación de cuidado y mimo, algo que buscamos cuando vamos al cuarto de baño. Colócalas en sus toalleros o sobre la encimera del lavabo, y para dar un aire distinto, usa toallas de hilo o lino, esas que evocan épocas antiguas y que dan un toque elegante. 

Los manteles siempre visten bien una mesa, y más cuando los acompañan la vajilla, cristalería y cubertería para presentar la mesa en todo su esplendor. Aunque hay que decir que ahora también se llevan otras modalidades como los caminos de mesa e individuales, que aportan un aire nuevo, práctico y fresco a la hora de vestir una mesa.


Foto:
Jaione Elizalde Home Staging

Detalle de luz

A todos nos gusta la luz del sol, la luminosidad y calidez que aporta, ¿verdad? Pues ésa es la idea que hay que tener a la hora de ambientar con detalles de luz. En éste tema hay que prestar atención al tipo de luz que se elija ya que podemos tener una lámpara de diseño fabulosa y, solamente por el tipo de luz que le coloquemos, verse desfavorecida. Partiendo de ésta aclaración, tenemos una amplia gama de lámparas y otros detalles de luz como faroles, guirnaldas o farolillos luminosos y otros objetos de papel, apliques, antorchas, candelabros y velas. 


CUBIQZ blog Muebles de cartón para Home Staging
Foto:
Entre Áticos

En salones quedan muy bien tanto las lámparas de techo como aquellas que dan luz indirecta con un ambiente tenue e íntimo para según qué ocasiones. En los dormitorios nos inclinamos por luces indirectas bien con lámparas pequeñas, de pie o apliques. Las guirnaldas también pueden ser y dar un aire nuevo en este tipo de habitación incluso ponerlas como cabecero o marco de algo en la pared. Los faroles quedan muy bien en terrazas o jardines; en entradas y habitaciones pueden ser una opción distinta, cuando son de cristal únicamente, los llamados fanales. Para entradas exteriores y porches, otra opción son las antorchas, candelabros y velas. Bueno, las velas son el comodín en estos detalles de luz, ellas siempre quedan bien en cualquier lugar. Además, las velas aromáticas dan olor por lo que son muy usadas en cuartos de baños o en la cocina. Una idea distinta es colocarlas en recipientes con café en vez de arena o piedras. Los candelabros en mesas o consolas dan un aire elegante que no hay que olvidar.

Detalle de arte

Añadir un detalle de arte es una opción que quizás no esté al alcance de todos los bolsillos, aunque hay que reconocer que es un plus en toda presentación o fotografía. Una escultura, un cuadro o una pieza única son llamativos por sí mismos. En otro nivel hay detalles de arte como la fotografía, telas o adornos que son también una buena elección. Las fotos de paisaje, retratos o detalles quedan muy bien encima de sofás o camas, en rincones o pasillos puede ser otra ubicación, y en cocinas y baños no deberíamos descartarlas. Con ellas consigues dar profundidad a estancias pequeñas, favoreciéndolas, aunque claro que hay que saber elegir la foto adecuada. Las telas se llevan mucho como tapiz, colgadas en la pared, o enmarcadas. Se usan como plaido mantas ligeras y hasta como cabeceros. Otro detalle de arte interesante son las esculturas o adornos étnicos tanto en madera como hierro, son muy socorridos y dan un aire muy chic además de atraer la atención por su exotismo. En entradas o hall, estanterías, mesas de centro o en cuartos de baños pueden cambiar el aire de la estancia. Ojo a su ubicación, siendo piezas únicas es importante buscarles su sitio y no mezclar con otros adornos. Recuerda la premisa de que “menos es más”, la cual debemos aplicar a los detalles para no saturar la estancia y mantener una armonía visual.



Foto:
Factory Home Staging

Como ves, los detalles no son para tomarlos a la ligera y de ello saben muy bien los profesionales de interiorismo. Y en el caso de vender tu casa, los profesionales del Home Staging que lidian con ellos en todos sus trabajos y proyectos. Ellos son los que mejor conocen su uso y resultados por lo que no dudes en solicitar consejo y asesoría de un Home Stager a la hora de presentar tu inmueble al público o para una sesión fotográfica. Déjate inspirar por los consejos de los profesionales y haz que tu Casa Inspire, tanto si vives en ella como cuando la tienes a la venta. ¡No te pierdas detalles que marcan la diferencia!